Semillas de vida

A poco más de cinco años de que se levantara una moratoria para la siembra experimental y comercial de transgénicos, las empresas de agroquímicos apuntaron al campo mexicano. Es la antesala de la fase comercial. Por eso, hablamos con activistas por la soberanía alimentaria, cuya lucha se ha convertido en el último obstáculo para la liberación definitiva de cultivos transgénicos en el campo mexicano.

Continuar leyendo →

Otra economía es posible

Espinal, un pueblo con raíces totonacas, enclavado al pie de la sierra que une los estados de Veracruz y Puebla. Hacia allí nos dirigimos para comprobar la existencia de un proyecto de economía alternativa que activó la alarma del Banco de México. Adelita se fue de Espinal con mucho más que un pendón que nos habilita para aceptar Túmin, sino con la convicción de que para construir un mundo mejor solo hace falta dar el primer paso… y resistir.

Continuar leyendo →

Totonacapan: una experiencia de altura

Por esas cosas del destino, al llegar a Espinal, conocimos a don Mardonio Méndez Juárez, un “volador de Papantla” que llevó la tradición a muchos rincones del mundo. Su biógrafa, Irene Castellanos, nos guió hasta su casa y allí nos compartieron su historia.

Continuar leyendo →

Yatrogenia: un mal llamado doctor

La Yatrogenia puede ir desde un mal diagnóstico, generalmente con medicación excesiva, hasta procedimientos quirúrgicos innecesarios, incluyendo cesáreas. Se ejerce por “omisión” o “comi$ión”, dice Kiskesabe, pues en la mayoría de los casos, hay un trasfondo económico: es la propia industria farmacéutica (apoyada por los grandes consorcios mediáticos), la que ha hecho de la salud humana, un negocio.

Continuar leyendo →

Viacrucis mecánico

Las sonrisas de Abel, de Jessica y de los trabajadores de Café Colinas, quienes nos atendieron de maravilla, sepultaron el sufrimiento de nuestro viacrucis mecánico en Veracruz. Por eso, hoy sabemos que si nuestro sueño vuela alto, es gracias a las alas todos esos ángeles que nos apoyan y protegen de una u otra manera. A todos ellos, nuestro más profundo agradecimiento…

Continuar leyendo →

El color de los sueños

Hace unos años, cuando el Pato Che graznaba sobre la posibilidad de recorrer el continente en una vieja combi, Daniel fue uno de los pocos que lo creyó posible. Feliz de poder ser parte de la locura, lanzó una propuesta: “Pues te pasas por Villahermosa y forramos a esa Adelita”. Fue entonces que el sueño, además de tomar forma, tomó color.

Continuar leyendo →

Viajar es regresar

Siempre hay lugares a los que uno regresa, quizás porque nos recuerdan quiénes somos y de dónde venimos. Para nosotros, uno de ellos es San Miguel, un ejido enclavado en la selva chiapaneca, que guarda parte de nuestra historia y de esta travesía. Apenas estacionamos, Chai salta por la ventanilla. Estamos en casa, una vez más, antes de partir hacia Alaska.

Continuar leyendo →

Un mundo no es nada sin ti

Finalmente, después de varias postergaciones, iniciamos nuestro sueño de recorrer las tres Américas. Al dejar atrás San Cristóbal, la pendiente de la sierra desdibuja los Altos de Chiapas y el viento empuja Adelita hacia la puerta de la selva Lacandona, donde nos esperan los chicos de las Aldeas Infantiles SOS de Comitán.

Continuar leyendo →

KM 0: todo empezó en el norte de México

Hace unos años, antes de que el norte mexicano se convirtiera en un baño de sangre, caminábamos con Emma por una calle de Saltillo, masticando el sueño de recorrer América. Desde entonces, mucha agua ha pasado debajo del puente, pero esa ilusión nos mantuvo conectados. Inspirados en todos aquellos que están recuperando los valores perdidos para heredar un mundo mejor, estos humildes caminantes se aprestan a realizar un viaje de vida.

Continuar leyendo →

Adelita: una historia de amor

Adelita acaba de cumplir otros diez mil kilómetros de carretera. Desde el desértico norte mexicano hasta la Península de Yucatán y de vuelta por la costa del Pacífico. Tripulantes de todas las nacionalidades que suben, bajan y desaparecen. Infinitos retenes militares y policiales. Toda una pequeña odisea en cuatro ruedas que hoy, después de varios años recorriendo las entrañas del México desconocido, está a punto de cruzar la frontera.

Continuar leyendo →