Otro mundo es posible

Soñamos con un mundo mejor y queremos aportar nuestro granito de arena para construirlo, desde el arte y la comunicación.

Nuestra meta es encontrar personas y organizaciones que están trabajando en la búsqueda de alternativas al actual sistema de consumo, el cual resulta insostenible desde el punto de vista ecológico, humano y económico. Queremos estrechar sus manos, aprender de ellos y divulgar sus logros y anhelos.

Viajamos por las venas abiertas del continente para ver cuáles siguen sangrando, cuáles cicatrizan y cómo podemos evitar que se abran más.

Creemos que la clave está en volver a las raíces y en recuperar las conexiones naturales perdidas. Por eso, visitamos comunidades aborígenes, para aprender de nuestros ancestros y contribuir a atesorar su conocimiento.

Aspiramos a compartir información y proponer debates que nos ayuden a comprender cuáles son los obstáculos que detienen la evolución, ya sea en los ámbitos académicos de las grandes ciudades o en las calles de tierra de los pueblos más alejados.

En pocas palabras, como dijo el escritor Eduardo Galeano, perseguimos una utopía que es como el horizonte: nunca la podremos alcanzar, pero nos mantiene en constante movimiento hacia ella.

 


 

La idea original

El objetivo inicial era documentar un recorrido desde el Polo Note al Polo Sur del planeta, de allí el nombre del proyecto, pero con el tiempo la idea fue madurando hacia un plano más socio-antropológico. El anhelo de tocar los dos extremos del planeta, sigue ahí, pero no nos quita el sueño. Lo importante no es llegar, si no andar, quedarse, compartir…

 


El proyecto periodístico

Queremos explotar nuestros conocimientos en el plano periodístico y psicosocial, para mezclar teoría y creatividad. Creemos en el poder de la información como herramienta de desarrollo y la usamos sin ánimos de lucro.

 

 


En busca de las raíces

Por nuestra experiencia en comunidades indígenas de México, sabemos el riesgo de extinción que corre el bagaje cultural de los pueblos originarios. Por eso, documentamos sus historias, lenguas y tradiciones..

 

 


Aldeas Infantiles SOS

En 2007, conocimos a Damián Alejandro López, Jamerboi, quien en 44 meses recorrió de Alaska hasta Argentina en bicicleta Él encontró en las Aldeas Infantiles SOS la manera de darle un corazón más grande a la travesía. El trabajo que hace esta ONG a favor de niños en situaciones de riesgo es inspirador y queremos darlo a conocer al mundo.

 


Proyecto Venus

Otro personaje que nos inspira es Jacque Fresco y su Proyecto Venus. Fresco ha trabajado la mayor parte de su vida diseñando una sociedad alternativa, sustentable, inteligente. Promueve la necesidad de una economía basada en recursos que permita explotar al máximo el potencial de la tecnología para satisfacer todas las necesidades de la humanidad en armonía con el planeta. La ciencia por sobre la política como primer paso hacia la evolución.


Compartir el arte

Creemos que el arte, en cualquiera de sus manifestaciones, es una forma de acercar a los pueblos. Por eso, a lo largo de la ruta, queremos compartir nuestras aptitudes artísticas, llevar un poquito de la riqueza del folklore mexicano y nuestros primeros pasos en las acrobacias circenses a los niños del continente. Compartir, aprender, asimilar y transmitir.

 


CS sobre ruedas

Para devolver un poco de lo mucho que nos ha dado Couch Surfing, las puertas de nuestro hogar móvil están abiertas para los viajeros de esta comunidad altruista, que nos recuerda que no todo es dinero. Surfers de América: ¡espérennos!

 


Una sociedad libre

Tratamos de divulgar las limitaciones del Copyright y fomentar el Creative Commons, el Copyleft y el Fair Use. Todo el material aquí publicado se regula bajo esas premisas. Nos inspirados en el Manifiesto Remix.